Ropa refrigerante para moto

¡Al infierno con el calor!

Es posible que hayamos llegado un poco tarde en cuanto al tema a tratar porque ya han pasado los días de calor extremo de 35º para arriba que sumados a todos nuestros protectores y al calor que desprendía nuestra máquina podríamos tener la sensación de estar cociéndonos al lado de unas fabes en medio de una marmita.

El verano mola porque sacamos más la moto y nos olvidamos del frío pero cuando el mercurio rebasa los 40º a veces la sensación que nos da el aire con esa temperatura, en vez de sentir alivio y refrigerio, sentimos una bocanada de fuego proveniente del mismo NiFe o quizá nos haya tirado el aliento uno de los dragones de la serie Juego de Tronos. A partir de ese momento, estar encima de la moto se vuelve un auténtico infierno y el riesgo de golpes de calor y deshidratación aumentan exponencialmente a cada rayita que sube el termómetro. Para evitarlo y, además, hacer plácido el trayecto existe la ropa refrigerante para moto. Te explicamos de qué va.

Ropa refrigerante para moto

Ropa refrigerante para moto

¿Qué es la ropa refrigerante para moto?

La ropa refrigerante para moto son prendas concretas realizadas para proteger nuestro cuerpo a una temperatura óptima mientras disfrutamos de nuestra experiencia motera en y que se añaden a nuestro equipo habitual sin el cual no podríamos ir en moto. Según la clase de atuendo que hayamos elegido podemos hacer que nuestra sensación térmica descienda entre 10 y 15 ºC, lo que supone un dar palmas con las orejas y con el casco puesto si vas a hacer un raid por el Sáhara en pleno agosto o simplemente te haya tocado turno de mensajería en Madrid a las cuatro de la tarde el día de la Virgen de la Paloma.

¿Cómo funciona?

Podríamos decir que la ropa refrigerante para moto tiene el mismo mecanismo que un botijo. Y no es coña. La técnica que se utiliza es la evaporación del agua para que refrigere nuestro tronco que es el que más sufre en el calor debido a las protecciones que llevamos para amortiguar posibles accidentes. La prenda en cuestión se empapa en agua gélida y, posteriormente, se escurre la sobrante, dejándola húmeda y presta para todo servicio.
Otra opción es las atuendos en las que se puede rellenar de agua fría los depósitos que incorporan. A continuación, se pone debajo de nuestra equipación protectora estival y gracias a la ventilación y al proceso de evaporación, mantiene una agradable sensación de fresco, que ríete tú de los esquimales del Polo Norte.

Ropa motera refrigerante

Ropa motera refrigerante

Programa Directo

¿Qué tipos de ropa refrigerante hay?

Chaleco

Es una de las prendas más demandadas por ser de las más efectivas. Su base de acción es el tronco sin los hombros. Su aspecto es de un chaleco sin mangas, pero su fabricación en poliamida, polímero, celulosa y elastano, permiten mantener alejado el sofoco al menos durante 6 horas. En estos casos es importante que sus laterales sean flexibles para conseguir la mayor comodidad posible durante el viaje.

Chaleco con tecnología Hyperkewl™

Va un paso más allá que un chaleco refrigerante convencional gracias a la tecnología Hyperkewl™ empleada, que chupa y acumula el agua para liberarla posteriormente de manera progresiva. Además, abarca una zona más amplia, al ser un chaleco al uso, con la parte de los hombros también refrigerada.

Chaleco con tecnología Hyperkewl

Chaleco con tecnología Hyperkewl

Para ver el principio de la tecnología Hyperkewl echa un vistazo al vídeo:

¿Cómo y cuándo utilizarla?

Lo mejor de la ropa refrigerante es que es compatible con cualquier equipación, puesto que se coloca debajo de ella, aparte de ser un método más de protección si puedes parecer el afamado muñeco de Michelín por las capas que puedes llevar. En cuanto al uso, el sentido común dice que lo ideal es usarla a partir de los 35ºC, aunque depende de la aversión que tenga al calor cada uno. Debido a su gran capacidad de refrigeración, utilizarla por debajo de esa temperatura nos hará que podamos llegar a pasar frío, a no ser que haya capas de grasa cerveceras que amortigüen el posible castañeteo de dientes.

¿Merece la pena la ropa refrigerante para moto?

Si tienes pensado hacer un raid por Turquía, o por Badajoz, eres un dispatcher en Sevilla y te toca hacer entregas a la hora de la siesta o si simplemente piensas que tu hábitat natural es la concentración de los Pingüinos en Valladolid, ya te decimos desde aquí que sí. No hay que olvidar que, cómo hemos dicho anteriormente, una vez en marcha y gracias al aire circulante son capaces de hacernos sentir entre 10 y 15 grados menos que los que haya en el ambiente, lo que nos permite rodar más cómodos y evitar los golpes de calor y desvanecer el riesgo de deshidratación.

FUENTE:
https://www.motobuykers.es/weride/ropa-refrigerante-de-moto-olvida-el-calor/

TEXTO ADAPTADO: David Lorente

Facebook Comments